NOTA IMPORTANTE

Este blog está dedicado a los amantes de la música. El autor declara que el material visual y auditivo que expone es meramente informativo. De ningún modo autoriza su descarga ni utilización para fines comerciales. El autor del blog es propietario de los artículos escritos que firma y no se responsabiliza por el uso indebido que eventualmente pudiera hacerse del contenido audiovisual del blog.

jueves, 2 de diciembre de 2010

MUY PERSONALES PARTE I : LA MAGIA DEL LATIN JAZZ




Escribe: Rogger Alzamora Quijano

El latin jazz sin Paquito d´Rivera, Patato Valdés, Dizzy Gillespie, Machito, Gato Barbieri, Piazzolla, Tito Puente, Chico O´Farrill, Michel Camilo, Rubalcaba, Elianne Elias, Mederos, Mongo Santamaría, sería tan imposible como si en él dejaran de sonar las congas, bongós, güiros y timbales. La estructura musical del latin jazz es original y única. El latin jazz se basa por igual en el ejecutante que en el oyente. En el latin jazz el melómano y su percepción de la alegría, el disfrute y el gozo es tan trascendente como el genio creador o el músico virtuoso. En cuanto comienza no hay lugar para el marasmo ni espacio para la tribulación, aún en los más cadenciosos tangos de Piazzolla o en los sublimes teclados de Elianne Elias.
Aunque se dice que el latin jazz está basado en el jazz americano, la música brasilera y la cubana, más cierto sería decir que engloba una gama mucho más amplia de ritmos y expresiones culturales de distinta índole, comenzando por el lugar físico donde se lo concibe, el espíritu predispuesto del oyente y hasta la formación académica del músico que la compone o interpreta. Ya Fernando Trueba ha probado en su excepcional filme “Calle 54”, lo esencial que resulta la entrega absoluta del melómano para que la música conlleve al éxtasis total.
El latin jazz es, sin duda, el cómplice perfecto de nuestros estados de ánimo.
Hacer una lista de preferencias es aventurarse demasiado. Sin embargo, no conozco otra forma de mostrar mis prioridades. No he considerado los temas anteriormente expuestos, para no redundar. A ello se debe que en esta lista no aparezcan temas de Piazzolla, Jobim o Mederos, por citar algunos.


Tico tico – Paquito D´Rivera



From Within – Michel Camilo

Watermelon man – Poncho Sánchez

El Manicero (The peanut vendor) – Xavier Cugat

My summertime – Ray Barreto

Cuban blues – Chico O´Farrill

Ran Kan Kan – Tito Puente

La Comparsa – Bebo y Chucho Valdés